Especial #8M Escribe Agustina Trimarco

Nos tenemos

El día 9 de marzo, una alumna de 4to grado al finalizar la clase se acercó a contarme que había sido violada. Y pienso que no fue casual que ella se acercara a mí ese día. Durante esa clase yo les hablé a mis alumnas y alumnos sobre el 8 de marzo, les conté que todas las maestras de mi escuela habíamos decidido hacer paro, les conté la historia de las obreras textiles que fueron quemadas por hacer huelga, sobre las sufragistas y cómo lucharon organizadas para conseguir nuestro derecho a votar.

Hablé sobre la marcha, sobre lo que sentí al marchar con mi hermana y mis amigas, de la emoción que no se borra aún. Les leí los motivos de por qué marchamos, de los derechos que aún nos quedan por conquistar y de los que ya conquistamos. Y les mostré fotos mías y de mis amigas en la marcha.

Una de esas fotos tenía un cartel con un puño que decía “Nos tenemos” y les dije que ese es el símbolo de las mujeres luchando y les expliqué que esa frase “nos tenemos” es porque las mujeres nos tenemos unas a las otras y les conté del valor que tiene eso para nosotras.

Por último les hablé de nuestra voz, la voz de las mujeres, de los cantos de la marcha y del valor que tiene nuestra palabra que ahora se está escuchando. Y así suena el timbre del recreo y así se acerca ella y me dice que me quiere contar algo.

Después de un día largo entre protocolos y comisaría pienso de nuevo en el valor de nuestra voz y en nuestra lucha incansable, en lo bueno de tenernos y en el poder de nuestras palabras.

¡Ahora que estamos juntas!
¡Ahora que sí nos ven!
¡Abajo el patriarcado! 
¡Se va a caer, se va a caer!

Agustina Trimarco

Deja un comentario