REPUBLIQUETAS 1816 AÑO TERRIBLE

 

El hecho didáctico eficaz sucede cuando existe un intercambio de saberes: todos sabemos algo.

Lo que quisimos aprender, o lo que logramos captar entre las herrumbradas líneas del discurso dominante.

Republiquetas es una semblanza del origen de nuestra Patria, que tal como sucede con el génesis de una familia, se trata de un recorrido confuso, plagado de secretos y actos que cambian el rumbo…porque lo que sabemos es una Historia que alguien se encargó de organizar.

Así como en un encuentro áulico que deja satisfechos a docentes y estudiantes, en el escenario de Republiquetas están presentes los recursos necesarios para contar la historia, pero estos no protagonizan la escena, sino que son utilizados para llevar adelante una narración dinámica y atractiva que deja al espectador en ese estado de sospecha sobre lo que aprendió, esa deliciosa iluminación de desconfianza por los propios saberes.

Y esto es un plus, porque no asistimos a una clase de Historia: estamos en presencia de una potente pieza teatral.

La figura de los actores apropiándose del escenario desde el comienzo de la función habilita en el público la seguridad de que se encontrará con un gran trabajo.

Subir la vara de la expectativa es una osadía, y el desempeño del elenco la trasciende con sus grandes actuaciones y claridad en la transmisión de la información.

La puesta en jaque al narrador omnisciente, ese del que no se duda,  que nos cuenta todo con su inapelable sabiduría, es una gran apuesta y genera en los espectadores la responsabilidad de sentir la rabia de la emancipación, de pensar en la reivindicación de los personajes que fueron sepultados

Las intervenciones musicales durante la narración de hechos históricos (conocidos o borrados), ayudan a reorganizar la idea, a volver a dibujar el cuadro que cada uno tiene pintado, a flotar un poco con la música como guía entre tanta información.  A procesar los interrogantes que se abren acerca de la Independencia, de lo indómito, del origen.

En Republiquetas- 1816 año terrible la propuesta es zambullirse en un relato atractivo que nos generará preguntas tan naturalmente como se nos generan las certezas al escuchar a los que saben

Celebramos los actos revolucionarios.  Republiquetas es una obra bella y contundente que sacude el polvo de los manuales de historia con humor y elegancia, con excelentes actuaciones, una escenografía precisa y funcional y la sensación de que para la elaboración del texto se realizó un trabajo de investigación muy responsable.

Le preguntamos a Francisco Civit, su director

HermanAfrodita: Republiquetas es una obra que aborda temas negados.  ¿cómo lograron acceder a la información que transmiten?  ¿cuál fue el proceso de escritura del texto?

Francisco Civit: Republiquetas nace en el año 2016 por una convocatoria del Teatro Nacional Cervantes.  Se trató de un ciclo de semimontados que convocó a un grupo de directores para trabajar con la efeméride de los 200 años de la declaración de la Independencia. Nos entregaron un material de difusión escrito por Javier Trimboli e Irene Cosoy, que hablaba sobre Muñecas (Ildefonso Escolástico de las Muñecas, cura guerrillero) y del problema de las Republiquetas. Ante la convocatoria llamé a Gabriel Yeannoteguy, para  colaborar en el armado del texto.  Comenzamos una investigación, ya que se trataba de un tema que desconocíamos y que nos llamó mucho la atención.  El proceso de escritura consistió en poner en orden toda esa información.  Fue bastante caótico, pasamos meses llenando mi departamento de papelitos con fechas, buscando generar una cronología. Y pensamos que la mejor forma era comenzar apelando al sistema escolar, con su recuerdo de efeméride feliz, y desde ahí entender que esa imagen es un recorte idealizado.  Buscamos que la información se muerda la cola, mostrando que la Historia fue llevada a cabo y escrita por seres humanos

Tras cuatro meses de trabajo logramos escribir la obra, la estrenamos en diciembre e hicimos tres funciones en el Teatro Cervantes.  

HA: Hay una apuesta pedagógica que remite a una gran clase, incluso desde la utilización de soportes visuales y sonoros.  ¿La obra fue planteada con ese fin? ¿Pudieron llevarla adelante en ámbitos educativos?

FC: Comenzamos a escribir el texto muy cerca del 9 de julio de 2016, con lo cual toda la información que circulaba por los medios remitía a eso, a una gran clase.  Nosotros quisimos generar un animal nuevo, un espectáculo de difusión que cruzara el teatro con la Academia.  Algo de la idea de  master class está en juego, pero esta es una obra de teatro antes que nada.  Nos preguntamos por nuestro espectador ideal, y tomamos como referencia a un pibe de 15 o 16 años.  Consideramos que si funcionaba para ese público, si comprendía y se entretenía con la obra, funcionaría también para los adultos.

Efectivamente la estamos llevando a los colegios, convocados por docentes, y la respuesta es excelente.

HA: La presencia de datos históricos tan precisos mantiene al espectador en un estado de profunda atención para seguir “el hilo” ¿Qué respuesta les brinda el público en ese sentido? ¿Resulta complejo conseguir espacios en la escena independiente para este tipo de propuestas?

FC: sabíamos que uno de los mayores desafíos era mantener la atención del espectador, por eso los recursos escénicos, por eso apostamos a una obra dinámica donde intervenga la música como leitmotiv…cuando suena La Marsellesa, o la melodía de Star Wars, se genera una conexión con la idea popular del Imperio o la revolución en el Siglo XX, ayudando a anclar esas ideas en el imaginario del espectador.  Creo que puede costar absorber toda la información pero termina funcionando por acumulación: no importa que no se recuerden todos los datos exactos sino que entre en conflicto lo que ellos saben con lo que no…

Decidimos no pararnos en un lugar de sabiduría sino tomar los datos y ubicar a los personajes en un lugar de confusión, de contradicción.  Comenzamos a pensar en cómo se construye la Identidad de una Nación, y entendimos que se hace por recortes, con lo cual podemos reconstruirnos todo el tiempo, sólo tenemos que pensar cómo nos miramos hacia el pasado para volver a mirarnos ahora. Ese es uno de los puntos más alentadores de la obra

HA: Se nota un gran trabajo de conexión entre los actores, y la impecable coordinación con el equipo técnico, generando climas desde la iluminación, aportando precisión con la proyección sobre el mapa.  El trabajo de vestuario también es notable, la manera de contar la historia se transforma cuando “nos quitamos la levita”. ¿Todos participaron en la construcción de la obra? ¿El equipo se formó para esta propuesta o trabajaban juntos ya?  

FC: Se consolidó un equipo muy firme, se ensaya mucho.  Con Facundo Estol y Cecilia Zuvialde trabajamos hace tiempo.  La coordinación del equipo técnico, de producción, de multimedia…cada uno desde su rol aportó e hizo algo.

En los ensayos todos sumamos líneas del relato  a partir de las necesidades que aparecían; Gabriel Yeannoteguy aportó textos necesarios cuando se producían huecos que había que llenar.  También la música fue pensada entre todos. La química entre los actores es fundamental, es lo más importante.

No somos una compañía en el orden estricto, somos y funcionamos como una cooperativa.

Me gusta mucho que todo el tiempo el equipo aporte, aunque finalmente la última palabra la tome yo porque asumo la dirección.

Mi trabajo es de puesta en escena, lo que pasa en el escenario es mi responsabilidad, o mi culpa.  Lo que sale bien es mérito de todos y lo que sale mal es culpa mía.

 

Ficha técnica

Dirección: Francisco Civit

Elenco:

Fernando Migueles

Roberto Monzo

Gabriel Yeannoteguy

Texto:

Francisco Civit

Gabriel Yeannoteguy

Luces: Facundo Estol

Vestuario y escenografía: Cecilia Zuvialde

Fotografía: José Miguel Carrasco

Audiovisual: Basta estudio

Diseño gráfico: Basta estudio

Producción ejecutiva:

Graciela Barreda

Zoilo Garcés

Música original:

Fernando Migueles

Roberto Monzo

Gabriel Yeannoteguy

Francisco Civit

Prensa: Novello

Republiquetas 1816 año terrible transcurre los domingos a las 18 hs en ELKAFKA, Lambaré 866 CABA

Clickeá para conseguir tus entradas: http://www.alternativateatral.com/obra43558-republiquetas-1

depositphotos_55669597-stock-illustration-woman-typing-madly
AndreaBoq

Deja un comentario